Luis Miguel y Daisy Fuentes son una ex pareja que aún hoy, a casi 30 años de su tórrido romance, sigue en contacto. Javier León Herrera y Juan Manuel Navarro, biógrafos de “El Sol” cuentan que desde antes de que se conocieran Daisy Fuentes ya era fan del cantante.

De origen cubano, Daisy se dio a conocer como conductora de los canales Univisión y Telemundo. De ahí dio el salto a MTV, donde se convirtió en la primera VJ latina y como tal, intentó en varias ocasiones acercarse a Luis Miguel sin tener éxito.

“En lugares como el hotel Crowne Plaza se recuerda su persistencia por llegar al cantante, al que agasajaba mandándole arreglos de rosas rojas y lo intentan contactar todo el rato por teléfono; en esos momentos, viendo la insistencia de la cubana, LuisMiguel llegó a dar órdenes a su personal de confianza para que trataran de mantenerla alejada”.

micky-daisy.jpg
Diego Boneta (Luis Miguel) y Mariela Garriga (Daisy Fuentes). (Camila Jurado/NETFILX/Camila Jurado/NETFILX)

Pero todo cambió en 1991, durante el Festival Acapulco, cuando la conductora y el cantante se conocieron… año en el que, por cierto, aún era novio de Erika Camil. No se tiene registro de cuándo exactamente Micky cedió ante la insistencia de Daisy, pero sí se tiene registro de la primera vez que fueron captados juntos en 1995, durante la entrega de los Oscar, concretamente en una fiesta post-ceremonia en la que incluso se dejaron de ver tomados de la mano.

Durante una entrevista en el marco de la presentación de su línea de lentes en Nueva York, la conductora cubana no quiso hablar sobre si había retomado su noviazgo con `El Sol´.
Daisy Fuentes y Luis Miguel. (AP/clasos.com)

La gente cercana a Luis Miguel dice que, con el tiempo, Daisy se ganó su lugar en su corazón a pesar de ser una mujer “de armas tomar”: directa y posesiva. Luis Mi llegó a convivir con los papás y la hermana de la conductora, con quienes cocinaba, se divertía y pasaba grandes momentos.

“La gente que estaba al rededor sentía que había buena química entre ellos, Daisy lo consentía mucho, le daba un ambiente más familiar a la relación; eso él lo apreciaba mucho”. Eran tan apasionados e intensos que también protagonizaron varias escenas de celos por parte de los dos.

Salma Hayek y Luis Miguel
Luis Miguel fue el acompañante de Salma Hayek en los Oscar. (Instagram/Salma Hayek.)

Curiosamente, la asistencia de Luis Miguel a los Oscar de 1997 es recordada por su aparición en el evento del brazo de una mujer muy guapa, pero no se trató de Daisy sino de Salma Hayek.

“Cuando Daisy se enteró que acudiría con Salma Hayek se desató una pelea, por decirlo en términos caribeños, tipo huracán categoría 5”. Aunque se reconciliaron, Daisy se vengó asistiendo a los World Music Awards nada menos que con Ricky Marin, lo que también enfureció a Micky.

Pese a que la suya fue una relación muy pasional y divertida, llegó a su fin en 1995. Según se cuenta en el libro, la ruptura ocurrió en Los Ángeles luego de una fuerte discusión. “Él le dijo que hasta ahí llegaba la relación y punto. Se enteró de una presunta infidelidad, algo que no le gustó… le tocaron el orgullo, igual que luego le iba a suceder con Mariah”. En esa ruptura hay otra versión: que ella quería casarse y Luis Miguel no.

Sin importar los motivos, lo cierto es que cenizas quedaron de esa fuerte llama y luego de varios años, cuando ambos ya estaban en sus 40, intentaron retomar el romance, pero no funcionó. “Finalmente se dieron cuenta de que su proyecto de vida en común era una quimera y ella alcanzó la estabilidad y el matrimonio al lado del cantante Richard Marx”.

DEJA UNA RESPUESTA