claudia_trevino
“Yo soy una guerrera porque dios me permitió vivir, y muchí­simas gracias, y espero que este mensaje le llegue a muchí­sima gente”

Múzquiz, Coah.- La vida da giros inesperados en tan solo milésimas de segundo, las mismas que necesita una araña para clavar su mordida en cualquier parte de nuestro cuerpo, esto fue lo que le ocurrió a Claudia Treviño de 43 años y residente de Múzquiz.
Tan leve fue la picadura que ella no recuerda exactamente cuándo ocurrió, pero sus consecuencias han sido muy duras, el rostro prácticamente desfigurado, por la necrosis provocada por el veneno de la conocida “araña violinista”.
Esta araña se encuentra en cualquier lugar y su veneno es muy peligroso, pudiendo provocar incluso la muerte.
La picadura es leve, casi como la de cualquier otro insecto, pero sus consecuencias fatales. Poco a poco la zona afectada va adquiriendo un color negro, se llena de pus y sangre y empieza a desprender la carne, quedando expuesto el hueso.
Ahora Claudia a más de un mes después de la picadura, y tras haber sido objeto de estudios médicos para exponer su caso en Congresos, ya que no hay antecedentes en el estado de Nuevo León y de Coahuila de un hecho similar, habla para lacarbonifera.com, con una narración que emociona por su crudeza y sus ganas de vivir.
“Yo en realidad no supe qué tipo de animal fue el que me pico, conforme pasaron los dí­as ya el doctor determino que fue la araña violinista o reclusa…, yo ya ahorita en estos momentos que estoy recordando me di cuenta que yo salí­ del portal de mi casa y sentí­ algo en mi cabello, me lo solté porque estaba lloviendo y me lo moví­ o también pudo ser que en la noche se me cayó la almohada, la levanto y me duermo del lado de la almohada”, relata.
“En la mañana que yo despierto, con el cepillo me toque algo en mi cabeza y le digo a mi esposo, mira traigo un granito y me dice ha de ser alguna espinilla enterrada, el domingo ya no aguante y fui al hospital general, en el hospital general me dijeron que ya lo que traí­a era una celulitis, que ya traí­a muy duro porque hasta mi ojo lo traí­a inflamado”.
“El otorrino, fue el que me abrió en la cabeza y me abrió el ojo y ya me saco pus, me limpio muy bien, y me dijo que sí­ que traí­a pus, todaví­a no traí­a yo negro, al dí­a siguiente cuando ya traigo una manchita negra me dice, sabes que si fue la araña violinista o reclusa, dice porque son los sí­ntomas”, afirma que eso se lo dijeron en el seguro social de Nueva Rosita.
“Yo misma me quite porque no aguantaba ni con la morfina, empecé con mis manos, yo sentí­a que me iba corriendo para el oí­do, empecé a tocarme a estirarme hasta que me saque bastante mugrero, que era sangre –me dijo mi esposo- con pus, yo misma me lo quite porque le dije a la doctora que me dolí­a mucho, entonces ya no me hací­an curaciones, entonces yo no aguantaba el dolor”.
“Yo ya sentí­ que me lo quite, estaba muy duro, era el hueso, yo me tallaba muy fuerte, no podí­a, es más sentí­a que me iba a reventar el oí­do donde yo me lo apachurraba con todas las fuerzas”.
Claudia Treviño ha sido capaz de sobrevivir a una mordedura, porque este tipo de arañas muerde, y ahora cuenta su experiencia con una vitalidad que sorprende al escucharla.
“Jamás voy a bajar mi cabeza al contrario, yo estoy orgullosa porque pude vivir, y así­ como estoy voy a durar no se seis, siete meses, porque mis cirugí­as tal vez voy a tardar hasta tres o cuatro años, yo jamás voy a bajar la cabeza y decirles a alguien nunca se sientan acomplejados porque uno es, lo que vale es por dentro, yo aquí­ me di cuenta que vale por lo que uno es”.
“Lo importante es lo que uno tiene dentro, lo fí­sico es un cascaron, entonces yo me di cuenta que hay mucha gente que me ama, entonces lo demás no me importa, a mí­ no me importa nada que me vean como quede del ojo, y si Dios me dice así­ vas a quedar y no van hacer cirugí­as ni modo, yo soy feliz, feliz porque hay mucha gente que me ama, porque mi esposo me ama por eso no se sientan mal, la vida sigue, y la vida es muy bonita”.
“Yo a pesar de que estuvo al borde de la muerte decir la vida es tan bonita, hay que vivirla que ahora aprecio si yo veo un árbol lo aprecio, cada una de las cosas, ver mis uñas, mis brazos, ver y yo decir gracias a dios, cuando me dijo el doctor que puedo caminar y que me di cuenta, gracias a dios me dejaste ojos, me dejaste manos y brazos que más le puedo pedir a la vida si con eso yo puedo vivir y puedo defenderme sola, porque siempre le decí­a a mi esposo yo quiero vivir pero hasta que pueda valerme por mi misma porque nosotros no tenemos hijos, no tenemos quien nos vaya a ver, yo quiero vivir cuando yo me pueda valer sola, entonces es cuando dije, señor tú me dejaste lo más importante, yo puedo trabajar, yo puedo valerme por mi misma”.
“Tengo 43 años, le doy gracias a dios, primeramente a dios porque me dio la grandeza de vivir, a mis padres que me dieron la vida, a todas las personas que han estado conmigo que me han rodeado”.
Esta nota se podrí­a calificar dentro de la crónica de un suceso, pero escuchando su mensaje, su capacidad de superación, el contenido de esta noticia, es la rotundidad con la que una persona puede salir adelante, sin el miedo al que dirán, a la apariencia y centrar su atención en lo que todos llevamos dentro, nuestra alma, nuestro corazón que en definitiva es por lo que todos los seres humanos debemos de ser juzgados.
“Yo soy una guerrera porque dios me permitió vivir, y muchí­simas gracias, y espero que este mensaje le llegue a muchí­sima gente, porque yo lo que quiero es que mucha gente, porque yo lo que quiero es que mucha gente conozca el caso. Cuando yo me sienta mejor y que me quiten los puntos lo voy a subir a mi Facebook y lo voy a poner libre, quizás a youtube para que la gente tenga información y que tenga mucho cuidado de las arañas de todo, Dios me dejo por algo, decirles, cuí­dense de las arañas, cuí­dense de cualquier insecto, no sean desidiosos, amen a sus seres queridos, quiéranse por lo que son ustedes no por su apariencia fí­sica, tengan siempre fe, salgan adelante y nunca por cualquier defecto que tengan bajen la cabeza ante nadie, porque nosotros somos los que llevamos dentro, lo demás es cascaron”., concluyo Claudia.
[media url=”http://www.youtube.com/watch?v=6L9gsROaSSo” width=”600″ height=”400″]

 

9 Comentarios

  1. KALY, MUCHAS BENDICIONES, ERES UNA MUJER DE VALOR, Y CUANTA RAZON TIENES EN LO QUE DICES, ERES PRECIOSA A LOS OJOS DE DIOS, SIGUE ADELANTE

  2. no cabe duda la gran persona, belleza interna, su amor a Dios y a la vida, me quedo corto en palabras al querer expresar lo que esta gran mujer me conmociona al escuchar su mensaje!!! por que asi debemos de pensar el resto de los humanos,no estarnos preocupando por cosas q no valen la pena, q Dios nos da todo para ser felices y no, aun asi seguimos lamentando por lo que no tenemos y es el caso de la Sra. Claudia, los que nos conmueven y nos llenan de reflexion hacia lo que realmente es la esencia de la vida! tener Fe en Dios y valorar cada instante de nuestro tiempo con las personas que amamos y q nos aman!!! Dios la bendiga siempre sra Kaly, disculpe que me atreva a llamarla asi, la admiro muchisimo

  3. Chapiz que fortaleza tan grande tienes, eres fuerteee que dios te bendigaaa siempre eres grande ante el y ante todos tienes un gran esposo que te cuida y comprobaste que estara contigo en las buenas y en las malas. DTB

  4. Claudia.ME da gusto saber que estas bien. sOy el Dr VAldez.EL OTorrino. vAs a ver que los injertos cicatrizarán bien .UN fuerte abrazo y nos da gusto en elImss de ROsita que todo va bien

  5. a mi me pico una en la nariz cerca del lagrimal y yo sin saber que araña era me exprimi el mismo dia que me pico y me saque todo el veneno y asi hasta contar 4 días exprimiéndome y me quedo como si fuera una cicatriz de varicela, gracias a dios no me afecto mi ojo y la cascara que se me hizo me duro como 3 meses hasta se cayo y quedo el pozo, es muy doloroso, aun con cascara me dolia tanto que sentía que el ojo se me salia

DEJA UNA RESPUESTA