Sin dinero
Fuente Excélsior

Saltillo, Coah.– Las elecciones del pasado 7 de julio en Coahuila significaron un fuerte revés para las dos últimas administraciones estatales, las de los hermanos Humberto y Rubén Moreira Valdés, pues en la entidad tradicionalmente priista el PAN obtuvo sus más importantes victorias, después de Baja California.
En las elecciones pasadas se renovó el poder en las 38 alcaldí­as de Coahuila. Luego de 80 años de gobiernos priistas, por primera vez conocieron la alternancia municipios como Acuña, Monclova o Saltillo (capital del estado) y Acción Nacional pasa ahora de gobernar 1.63% a 47% de la población del estado, cifra que podrí­a llegar a 74% si se concede al PAN la victoria en Torreón.
Paradójicamente, los nuevos presidentes municipales, que entrarán en funciones hasta el 1 de enero de 2014 tendrán un margen financiero muy reducido en sus administraciones y dependerán fundamentalmente de los recursos que aporte la Federación, ante la “quiebra” de las finanzas de Coahuila.
Según la consultorí­a aregional.com, al primer trimestre del año las entidades más endeudadas son el Distrito Federal, Veracruz, Coahuila, Estado de México, Chihuahua y Nuevo León, los cuales concentraron 59.3 % de la deuda estatal del paí­s.
Sin embargo, si las cifras se analizan per cápita, Coahuila es el estado más endeudado, pues su población de tres millones 55 mil 395 habitantes, según el censo del INEGI publicado en 2010, no es equiparable con entidades que tienen más de ocho millones de habitantes como el Distrito Federal o el Estado de México.
Al primer trimestre de este año la deuda del estado de Coahuila, heredada fundamentalmente por la administración de Humberto Moreira, hermano del gobernador actual, asciende a 35 mil 666 millones de pesos, cifra que tiende a incrementarse año con año por el pago de intereses.
De acuerdo con el presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PAN en Coahuila, Carlos Orta Canales, consultado porExcélsior, anualmente se deben de pagar dos mil 600 millones de pesos, sólo por el pago del servicio de la deuda ( que es el conjunto de la amortización, intereses, comisiones u otros gastos derivados de la contratación y utilización de créditos a cargo del sector público federal).
El funcionario partidista dijo que este sombrí­o panorama financiero de la entidad reduce sustancialmente los recursos para los municipios y coloca a Coahuila en una situación similar a la ocurrida en Tabasco a principios de año, donde el ex gobernador Andrés Granier dejó sin recursos las arcas de la entidad.
Uno de los principales problemas ante la falta de solvencia del gobierno del estado para sus municipios es que estos dependen en gran medida de ingresos propios, como el impuesto predial, entre otros, y en mayor medida de las aportaciones federales.
Los fondos federales están aglutinados principalmente en los ramos 28 y 33. Por ejemplo, para el primer trimestre de 2013, a través de siete fondos del ramo 33, se otorgaron para Coahuila tres mil 678 millones de pesos.
Es por ello que Orta Canales demandó a nombre de los nueve muní­cipes electos del PAN un manejo responsable de la deuda estatal y transparencia en la asignación de recursos de la entidad con el objeto de no dejar en la parálisis al estado.
“Esperemos que no vací­en las arcas municipales, que no hagan malos manejos o destruyan información necesaria de los estados financieros de los municipios. En muchas transiciones, al momento de vaciar poderes, se descubre que los equipos de cómputo están vací­os o desaparece mucha papelerí­a”, refirió.
Si al PAN se le otorga la victoria en Torreón, cuyo resultado en favor del PRI fue impugnado al haber menos de 1% la diferencia entre ambos, Acción Nacional gobernarí­a en el ámbito municipal a 74% de los coahuilenses.
Si se mantienen los resultados como hasta ahora, el PAN gobernará a casi la mitad de la población del estado, 47% con nueve municipios: Saltillo, Acuña, Frontera, Monclova, Morelos, Nadadores, Sabinas, Villa Unión y Zaragoza.
El PRI obtuvo 28 alcaldí­as:  Abasolo, Allende, Arteaga, Candela, Castaños, Cuatro Ciénegas, Escobedo, Francisco I. Madero, General Cepeda, Guerrero, Hidalgo, Jiménez, Juárez, La Madrid, Matamoros, Múzquiz, Nava, Ocampo, Piedras Negras y Progreso.
Además, Ramos Arizpe, Sacramento, San Buenaventura, San Juan de Sabinas, San Pedro de las Colonias, Sierra Mojada, Torreón y Viesca. Mientras, el Partido Verde obtuvo la victoria en Parras de la Fuente.
Pero, paradójicamente, son estos últimos municipios, particularmente los más pequeños que ganó el PRI (a excepción de Torreón), los que más resienten el pago de la deuda del estado, pues también son los que tienen ingresos propios más reducidos.
“Los municipios han estado viviendo una vida precaria en los últimos años. Los municipios también fueron acorralados para endeudar al estado y eso provocó que los municipios tengan altas deudas como Torreón que dejará una deuda superior a los 180 millones de pesos y en otros, como Saltillo, se habla de deuda cero”, dijo el dirigente panista en el estado, Carlos Orta Canales.
En Coahuila, las elecciones para alcaldes, diputados locales y gobernador se realizan en calendarios distintos. Los alcaldes que fueron elegidos el 7 de julio rendirán protesta el 1 de enero de 2014. El Congreso del estado se renovará a mediados del próximo año y el nuevo gobernador será nombrado en cuatro años más.
Al cierre del primer trimestre de 2013, el saldo de la deuda neta de Coahuila ascendió a 35 mil 666.46 millones de pesos, de acuerdo con el último informe de Jesús Ochoa Galindo, secretario de Finanzas del estado.
El servicio de la deuda en este periodo ascendió a 731.36 millones, mientras que la erogación por concepto de amortizaciones se vio incrementada en mayo por 97.4 millones de pesos correspondientes al crédito con Ban Bají­o y a partir del mes de octubre por 30.99 millones de pesos adicionales por inicio de la amortización de la deuda reestructurada.

Reciben gobierno local… y endeudamiento

Los 38 alcaldes electos que resultaron ganadores en las pasadas elecciones del  7 de junio en Coahuila tendrán que enfrentarse a un presupuesto muy reducido, debido a la megadeuda originada por anteriores administraciones estatales.
Bernardo Garza González, secretario General del Comité Ejecutivo Estatal del PAN, indicó que existen datos publicados por la Comisión Nacional de Evaluación de Polí­tica de Desarrollo Social (Coneval)  que dan la razón al partido.
436,242.3 Millones de pesos es el monto de la deuda de las 32 entidades, de acuerdo con información de la SHCP al primer trimestre de 2013
Consideró que “el fraude más grande de la historia de Coahuila, el llamado Moreirazo”, generó el rezago social, ya que dichos datos del Coneval indican que del año 2010 a 2012 hubo un aumento de 23 mil personas con carencias, pasando de 775 mil a 799 mil personas en pobreza, es decir, 27% de la población total.
“Hoy el gobierno del estado no puede esconder los datos que muestran la verdad, en 2011 decí­an que del tamaño de la deuda era la inversión, hoy cifras oficiales indican todo lo contrario, muestran que la megadeuda no sólo se aplicó de manera inadecuada, sino que generó pobreza y muy probablemente le siga generando”, expresó.
“Si en 2010, cuando la Secretarí­a de Desarrollo Social en Coahuila contaba un presupuesto de 13 mil 200 millones de pesos no sirvió de nada y aumentó la pobreza considerablemente, ahora con un presupuesto de mil 600 millones de pesos, es decir, 90% menos, gracias al Moreirazo, los indicadores para los próximos años pudieran ser devastadores”, añadió.
El próximo alcalde de la ciudad de Saltillo, Isidro López Villarreal, quien tomará posesión el próximo primero de enero del 2014, tendrá cero deuda, según palabras del actual alcalde de la localidad, Jericó Abramo Masso, quien ha señalado que en el mes de noviembre estará liquidada la deuda de pasivo circulante.
La misma ascendió a 220 millones de pesos, de la cual se ha pagado más de 80%. Mientras que, para septiembre, se pagará en una sola exhibición la deuda bancaria adquirida por el gobierno municipal, pese a que ésta se habí­a contratado para 15 años.
Mientras que en Torreón, la actual administración está realizando un despido masivo en diferentes áreas. Eduardo Olmos recibió una administración municipal con 70 millones de pesos en caja y la deuda del municipio se estima que está por encima de los 500 millones de pesos.
Ante este escenario la administración inició el despido de empleados municipales, ya que se verán imposibilitados para el pago de salarios.
En Monclova, el alcalde Melchor Sánchez de la Fuente y el presidente municipal electo Gerardo Garcí­a Castillo sostuvieron una reunión en la presidencia municipal. Actualmente se deben 78 millones de pesos.
A cinco meses de que concluyan las administraciones, no existe una información clara sobre los endeudamientos, tampoco en que rubros habrá recortes de personal. Se prevé que esto se dé a conocer una vez que los alcaldes electos tomen posesión de sus cargos en enero de 2014.

DEJA UNA RESPUESTA