Hace más de dos meses que no se veía a Demi Lovato ni en público ni en la red tras la sobredosis que a punto estuvo de costarle la vida el pasado julio. Sin embargo, paparazzi han obtenido imágenes de la cantante disfrutando de lo que parece ser uno de sus primeros permisos para salir del exclusivo centro de rehabilitación en el que se encuentra ingresada.

En las fotos, tomadas este mismo domingo, la estrella del pop aparece ataviada con ropa muy casual -pantalones negros, una camisa color caqui y tenis blancos- y esconde su melena oscura bajo una gorra para tratar de pasar desapercibida mientras charla con una mujer desconocida que estaba paseando a su perro. Incluso en las fotografías se puede apreciar la actitud relajada de la joven, que sonríe al mismo tiempo que sostiene una vaso de café, lo que podría señalar que su tratamiento está funcionando tan bien como esperaban sus fans y seres queridos.

Demi Lovato
Demi Lovato (The Grosby Group)

La cantante lleva alrededor de un mes en esa clínica, conocida por contar con uno de los mejores programas para adictos del mundo y donde se trasladó tras una estancia inicial en unas instalaciones de Chicago en las que ingresó tras recibir el alta hospitalaria.

Hace unos días era la propia madre de Demi quien se encargaba de dar noticias sobre el estado de salud de su famosa hija para asegurar que había realizado grandes progresos y, más importante aún, que había recuperado las ganas de vivir y de luchar una vez más contra sus adicciones.

“Está feliz, está sana. Está trabajando en mantenerse sobria y está recibiendo la ayuda que necesita. Solo con eso ya me da esperanzas de cara a su futuro y al de nuestra familia”, explicaba agradecidaDianna De La Garza en una entrevista que decidió conceder al canal Newsmax TV para hablar del problema de adicciones que azota Estados Unidos y que se cobra una vida cada quince minutos.

DEJA UNA RESPUESTA