LaCaronifera.com
lacarbonifera.com

EDITORIAL.- La vida ha tenido una verdadera revolución, en el desarrollo de tecnologí­as, en los avances en las comunicaciones, pero sobre todo en crear herramientas que permita al hombre saber al momento qué sucede en su entorno. Yo recuerdo cuando enviar una carta a través del sistema del Servicio Postal Mexicano, hací­a en los alumnos de primaria en los años 80´s, alcanzar la cúspide, pues éramos capaces de entablar comunicación con la familia mediante este sistema. Hoy en dí­a los métodos y las técnicas de la comunicación han tenido una total revolución, la comunicación es al momento, ya no solo mediante el uso del correo, los telegramas o bien las llamadas telefónicas, se pueden tener contacto con los seres queridos, los amigos, la familia y en si con los demás.
Tras la llegada de la llamada súper carretera de la información (el internet), la comunicación entre el ser humano ha tenido importantes avances.
Los correos electrónicos, los portales de información, las páginas web para la compra-venta no solo de artí­culos electrónicos o de computo, sino de todo lo vendible o lo “comprable”.
Sin embargo esta revolución y apertura que está al alcance de todos, tiene sus bemoles, tienes su pro y contra. Según las estadí­sticas el uso desmedido de las llamadas redes sociales tales como el Facebook y el Twitter, han generado dejar una puerta abierta al lado más vulnerable del ser humano. Su familia.
Son los jóvenes y adolescentes son quienes se encuentran más susceptibles para ser “enganchados”, a través de las redes sociales.
Las estadí­sticas no mienten, al menos para el estado de Coahuila se cita una cifra de poco más de 70 personas, en su caso jóvenes y adolescentes que no alcanzan la mayorí­a de edad, quienes se van de casa, todo presuntamente “enganchados” a través de las redes sociales.
El engaño generado a través de amigos o contactos, es el principal factor que provoca que los adolescentes crean y “caigan” en falsas promesas o sueños.
De forma concreta la Procuradurí­a de la Familia en la Región Carboní­fera, habla que es gracias a esta apertura de las redes sociales, los problemas familiares se han acrecentado, el uso desmedidos de sitios como el Facebook han generado conflictos entre padres e hijos. Las consecuencias más graves, sin lugar a dudas, es que el joven o adolescente se vaya de casa, se exponga por si solo a las “trampas” que tiene la vida.
Por ello las autoridades han volteado a ver este problema que todo hace indicar se agudiza, lo que hoy obliga a los padres de familia, saber sobre los contactos de los hijos, conocer un poco sobre los temas que se abordan a través de las redes sociales, no con la intención de sobreproteger al joven, sino más bien, de tener un antecedente sobre la identidad de sus amigos.
Es de ahí­ como se genera la seriedad de las redes sociales. Estas herramientas no han sido creadas propiamente para “el cotorreo”, o para “el ligue”, sino más bien para que la sociedad en si cuente con herramientas modernas que permitan tener un contacto ágil y al momento con los demás.
Si bien es cierto los valores se forjan a través de la educación, pero los cimientos y las bases vienen de casa. De ahí­ la importancia que los padres se involucren sobre el quehacer de sus hijos.
Es mejor que la molestia de los jóvenes redunde en la incomodidad que genera, el hecho que los padres intenten saber todo sobre los amigos o contactos, que peor aún, no sepan que hacer si influenciados por las redes sociales, realicen actos que según sus principios jamás harí­an.

COMPARTIR
Artículo anteriorRap Fest 2013 en Sabinas
Artículo siguienteParalaje

DEJA UNA RESPUESTA