desde_el_fondo
Emilio Zárate, Jefe de Informativos de Canal 5 TV y lacarbonifera.com

Muchas veces se ha criticado la falta de preparación de los mexicanos, en infinidad de ocasiones se ha culpado al Gobierno de ser quien mantiene este retraso académico entre sus gobernados, la ignorancia aseguran es la mejor herramienta que permite someter a los pueblos sin ejercer una violencia total, ni tampoco recurrir a la represión.
Hoy a pocos dí­as de que inicie el nuevo ciclo escolar 2013 – 2014, ha trascendido, gracias al análisis hecho por diputados, que los millones de libros de texto gratuitos que serán distribuidos por la Secretaria de Educación Publica, tienen al menos 117 errores ortográficos, errores más, errores menos, al final, no cumplen en su totalidad con ese objetivo de enseñar a los estudiantes, creo que aquí­ se rompe ese ciclo enseñanza-aprendizaje, bueno en mi humilde opinión.
La pregunta es, será total responsabilidad de los Gobernantes que este tipo de situaciones que en vez de preparar confunda a los futuros profesionistas de México, o será que el maestro ha perdido su vocación. Digo, porque ahora una importante cantidad de maestros son polí­ticos, muchos de ellos ostentan cargos públicos, otros más de elección popular, por cierto, como diputados locales y federales.
Yo me pregunto, ¿nunca antes a los diputados – maestros- se les ocurrió analizar el contenido de los libros de texto gratuito, o bien, nunca hubo la intención de “echarle un vistazo”, al tema de la educación.
Bueno quiero pensar que analizar el tema de las dietas, los cientos de asesores que laboran para los más de 500 diputados federales, o bien el hacer un análisis “relámpago” para aprobar el presupuesto de cada año –en las últimas horas de cada diciembre-, es más importante que ver o mejor dicho conocer los métodos y herramientas con las cuales se está educando al pueblo de México.
Pero bueno, no hay nada que una fe de erratas pueda solucionar, y es que la Secretaria de Educación Publica, firmará un convenio con la Academia Mexicana de la Lengua con el propósito de establecer una “polí­tica nacional de materiales educativos”, con el que se busca subsanar los errores ortográficos de los libros de texto gratuitos y entregar a los maestros, por lo pronto, una hoja de fe de erratas que identifican las fallas en los textos de las ediciones de este año escolar.
Según los reportes que se han dado en torno a los errores detectados en los libros de texto gratuito, se afirma que desde el 2009 y 2010, el investigador Olac Fuentes Molinar, de la Universidad Pedagógica Nacional, alertó sobre las deficiencias, errores, omisiones y cancelación de contenidos a los libros gratuitos de primaria, sin embargo ahora son ortográficos.
Los errores ortográficos fueron identificados por parte del especialista en los que fueron la edición de libros gratuitos “conmemorativos” de los festejos del Bicentenario, del ciclo escolar 2010-2011.
En aquéllos se encontró que, por ejemplo, en el libro Historia de sexto grado, se le pedí­a en una práctica para los niños que escribieran un cuento: “sobre la forma en que los seres humanos sovrevivieron (sic) en un clima adverso”.
Hoy en dí­a en algunas regiones, al menos en el estado de Coahuila, los jefes de sector, inspectores y supervisores, han “parado” las orejas, y han iniciado por cuenta propia el análisis de los libros. Creo que aquí­ aplica el dicho, “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”, y ciertamente eso no quieren los profesores locales, quizás por ello se ha despertado esa vocación.
Solo espero que esta medida no sea pasajera, porque si bien es cierto que una “gaviota no hace primavera”, es necesario que se retome ese compromiso con la educación, luego como alcanzar esos niveles competitivos, y de calidad que exige la competitividad de hoy en dí­a.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA