Luis Mauricio Garcí­a Robledo
Luis Mauricio Garcí­a Robledo, Jefe de Información de la Región Carboní­fera en el periódico La Voz

Grupo México, vino y alegró, le dio certidumbre a 600 familias que viví­an como posesionarios en predios propiedad de la empresa de la que es dueño el neolonés  Germán Larrea, el pasado martes, después de que se firmara el convenio entre los gobiernes estatal, municipal y el Grupo.
Bien por Grupo México, porque esas 600 familias vivieron por años temerosos de que en cualquier momento llegaran los jurí­dicos y les exigieran legalmente que desalojaran los predios porque eran propiedad de Germán Larrea.
Contentos los beneficiarios, principalmente de la villa de Agujita por esta “venta” de los predios a los posesionarios. Nunca antes Grupo México se habí­a puesto la mano en el corazón para realizar este tipo acciones, y ahora lo hicieron.
Pero no todo fue felicidad, habí­a un grupo reducido de madres, viudas y huérfanos, también en ese evento donde todo era alegrí­a, el contraste fueron ese grupo minoritario, que esperaban ver con ansias  al jurí­dico de Grupo México, pero no fue posible, los medios lo entrevistaban y la pregunta a quemarropa fue, habrá rescate de los 63 cuerpos de los mineros perecidos aquel domingo 19 de febrero.
Javier Raymundo Gómez Aguilar, quien firmó en representación de Germán Larrea, el que hizo posible la donación de los 600 terrenos en la villa de Agujita, dijo, NO, no hay, ni habrá rescate en Pasta de Conchos.
No se permitirá bajar cuadrillas de rescate, no se pondrán en riesgo más vidas, se esfumó,  se desvaneció esa leve esperanza que hace meses se acrecentó entre los deudos de los 63 mineros caí­dos en la mina Ocho de Industrial Minera México.
Grupo México, busca el perdón de la Carboní­fera, busca esa licencia social, sabe que está en deuda por la tragedia minera en uno de sus desarrollos, busca de algún modo reparar el daño irreparable, tal vez pensando que con 600 predios que donó, puede resarcir el dolor que aún tienen 63 familias después de que no se rescataran los 63 cuerpos de los mineros.
No, creo que no, lo que ahora hace Grupo México, nunca reparara todo el daño que tienen 63 familias en esta cuenca, podrá donar mas terrenos, podrá regalar lo que le venga en gana, pero con 600 predios no repara el dolor que causa a esas familias el saber que los restos de quienes fueron padres, hijos, hermanos, esposos, siguen ahí­ enterrados.

DEJA UNA RESPUESTA